Leyendas negras alrededor de El Diario de Ana Frank

Si el mundo fuera ideal este día, Ana Frank, la pequeña que nos dejó registrada una parte de memoria del holocausto gracias a su Diario, cumpliría 88 años.

A pesar de que esta publicación es uno de los registros más importantes en primera persona que tenemos de los horrores del holocausto, ha pasado por una serie de leyendas negras y teorías de la conspiración que por un lado, desprestigian la figura de Ana Frank o incluso, tratan de desmentir los hechos del holocausto.

Falso o no, este libro se ha convertido en uno de los clásicos de la literatura gracias a las reflexiones que se han convertido en una ventana hacia la guerra y de cómo el odio se refleja en la vida de miles de personas que sólo tuvieron el destino de profesar una religión diferente.

¿Cuáles son las leyendas negras (casi todas falsas) que han marcado este libro durante años?

El diario apareció en diferentes manos. No se puede precisar
Otto Frank, padre de Ana, fue el único sobreviviente de todo el grupo que se ocultaba en la buhardilla: los Van Pels, los Frank y Fritz Pfeffer, murieron en los campos semanas antes de que los Aliados liberaran a los prisioneros.
Existen dos teorías de cómo es que Otto encontró el diario: la primera dice que Miep Gies, una de las personas que los ayudaron a esconderse, lo guardó hasta que apareciera Ana. La otra dice que Otto encontró el diario en un doble fondo de uno de los cuartos.

Ana Frank
Miep Gies

Ana no escribió el diario en su totalidad. Cierto
Los detractores aseguran que la redacción y sobre todo, las reflexiones y análisis que hace durante las páginas de este libro, no corresponden a los pensamientos de una niña de 12 años. Lo cierto es que Ana Frank vivió en el epicentro de uno de los conflictos más difíciles de la historia por lo que pudo haber sido mucho más madura para su edad.

Por otro lado, ¿a qué libro no se edita y se le hace corrección de estilo? Es perfectamente lógico que el diario publicado no sea una versión fiel del original.

Otto escribió parte diario. Cierto
En 2015 la Fundación Ana Frank estuvo en el ojo de la opinión pública al revelarse que Ana no había escrito el diario en su totalidad, sino que Otto había participado como autor en al menos una buena parte. La revelación que hubiera sido una bomba destructora para la memoria de Ana en otros tiempos, en este año fue una jugada ganadora para la fundación pues en enero de 2016 se iban a perder los derechos de autor porque justo se cumplirían 70 años de la muerte de Ana.
Como Otto también lo había escrito, estos derechos se extenderán hasta 2050, cuando se cumplan 70 años de su muerte.

Ana Frank
Otto Frank

El diario fue escrito por un guionista de cine y el padre de Ana. Falso
El escritor inglés David Irving sostuvo que el diario fue escrito por Meyer Levin (quien escribió la pieza de teatro inspirada en el diario) con ayuda de Otto Frank. Lo cierto es que Irving también es famoso por ser una de las personas que defienden a los nazis y niegan por medio de datos históricos falseados que Holocausto existió. El chiste se cuenta solo.

Meyer Levin

El diario es una farsa. Falso
Existe una teoría de la conspiración que dice que en realidad, ni Otto ni Ana escribieron el diario. Según estos dichos, éste fue analizado y arrojó que se escribió con tinta de bolígrafo lo que es escandaloso pues éste fue inventado en 1949 y el diario fue escrito en 1942. Algunas páginas de dudosa procedencia aseguran que una calígrafa llamada Minna Becker constató que la letra era falsa. Lo único cierto de todo esto es que no hay registros del trabajo o de vida de la señora Becker por ningún lado del Internet, salvo en los sitios que mencionan esta teoría.

Hasta ahora no hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección email no será publicada.