Que el aceite de coco es malo para tu salud (o eso dice la AHA)

Por más que la gurú de la alimentación sana y la perfección, Gwyneth Paltrow, nos haya dicho que el aceite de coco es sano y que puedes cocinar con él toodoo, la American Heart Association (AHA por sus siglas) ya dijo que basta de comerlo, que es malo, malo como refresco en un biberón.

Y aunque no sabemos qué tan rica sabría una gordita de chicharrón frita en aceite de coco, lo cierto es que hemos presenciado el encumbramiento y caída del imperio de este superalimento desde hace algunos años, cuando se puso de moda y las celebridades healthy (como la dama Paltrow) le empezaron a hacer promoción.

coco

Lo cierto es que éste es uno más de esos productos panacea que después, por conveniencia o asuntos económicos, se les empezará a hacer mala publicidad para que la gente deje su obsesión de lado. Lo vimos con la sacarina en los años noventa y si nos ponemos alerta, quizá hasta lo veamos con la estevia, la quinoa o el açai.

En este hallazgo de la AHA hay un punto interesante, dice que el malo comerlo, pero no untártelo. Es decir, sus propiedades tópicas son reales: sí es un gran humectante, sí te ayuda a combatir la resequedad del cabello, a fortalecer las pestañas… pero más te vale alejarlo del sartén debido a que, según el estudio de la AHA, contiene 82% de grasa saturada, adivinaste, justo la grasa que NO debería circular por tu cuerpo.

Es decir, comer mucho aceite de coco equivale a la grasa que te estarías empacando si comieras alimentos chatarra, pero sin la gratificación del delicioso sabor de una hamburguesa con tocino triple.

Ahora bien, según reportes del año pasado de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés), el Caribe prácticamente se está quedando sin cocos gracias a la sobreexposición en medios de los beneficios de la fruta. Según este informe, las plantaciones del Caribe se han reducido en un 17 por ciento desde 1994, según mencionó en entrevista con Bloomberg, Compton Paul, coordinador de un programa regional de coco en Trinidad Instituto de Investigación y Desarrollo Agrícola del Caribe.

En resumen, ponerte aceite de coco está bien, comértelo está mal. Y si lo dejas descansar un ratito, en lo que se nivelan las cosechas de coco en el Caribe, mucho mejor. Quizá sea momento de voltear a ver el aceite de oliva, con mejores propiedades y cuya producción ya está acostumbrada a la demanda.

Hasta ahora no hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección email no será publicada.