¿Se puede ser feliz en un mundo triste? Sí, y se requiere de cero esfuerzo

Todos queremos ser felices, al menos eso pensamos o decimos. Todos queremos sentir “eso” difícil de describir pues para cada quien su sabor es diferente y cada quien deduce que la felicidad se obtiene por distintos medios.

El sufrimiento existe. Las noticias son tristes, hay guerras, hambre, abandono, ira, venganza, decepción, enfermedades… hay dolor.

Pero, con todo y eso, la felicidad ronda por las esquinas, su chispa aparece en medio de la obscuridad, pues el corazón humano está diseñado para sentirla, independientemente del credo, raza, género o ubicación geográfica.

¿Te has dado cuenta de lo triste que te puedes sentir cuando concluyes que no estás feliz, o que el mundo es triste?

Sentirnos tristes de la tristeza, es como echarle gasolina a un incendio para apagarlo. La tristeza es algo auto-inducido y por lo tanto también puede ser auto-reducido, si entendemos su causa.

Para estar auténticamente feliz, se requiere de “cero esfuerzo”.

El esfuerzo es útil y necesario para llevar a cabo proyectos y negocios, para ayudar en procesos creativos. Pero cuando se trata de “ser feliz” cualquier esfuerzo será equivocado.

Observa cómo funciona esta nueva posibilidad

  • Cuando nos esforzamos existe “un plan”, y los planes por definición son para construir “algo”.
  • Si intentas construir la felicidad significa que tienes una idea preconcebida acerca de ella.
  • Tus planes para ser feliz, crean una imagen fija en tu mente de cómo debe de ser la felicidad.
  • La vida y sus eventos suceden sin que tú tengas control sobre estos, y  buscas en ellos “la imagen que creaste” en vez de experimentar lo que la vida te da.
  • Este proceso se transforma en dolor, y ese dolor arruina todo lo que toca.
  • La vida se convierte en una serie de decepciones, en vez de una serie de felices aventuras.
  • Resulta imposible ser felices si tenemos en nuestra mente ideas fijas y planes acerca de cómo es la felicidad.
  • La felicidad NO puede programarse ni planearse .
  • La felicidad simplemente surge dentro de aquellos que se dan cuenta de que es una parte de la vida que se encuentra viviendo.
  • La emoción de la anticipación , se parece a la felicidad tanto como lo que el aroma del pan alimenta a un cuerpo hambriento. Pura ilusión.
  •  La búsqueda de la felicidad está basada en la falsa creencia de que podemos poseerla. Y no podemos.

La felicidad surge como expresión natural en los espacios de la vida libres de estrés; justo como la luz del sol naturalmente calienta a la tierra cuando las nubes obscuras desaparecen.

22 pasos para reinventarte en el 2018: Terminar el año es una buena oportunidad para crear nuevos hábitos y vivir mejor en el 2018. Aquí algunos pasos que puedes seguir para reinventarte.

Hasta ahora no hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección email no será publicada.