Rant semanal: Logan Paul es solamente la punta del iceberg

Apenas van dos días del 2018 y los vloggers ya lo están echando a perder. He aquí por qué. El día después de año nuevo, el YouTuber Logan Paul y su grupito de amigos se adentraron al bosque de Aokigahara en Japón, conocido como el Bosque del Suicidio. Allí, mientras grababa, encontró el cuerpo de una persona muerta y, como siempre, procuró hacer el video SOBRE ÉL. Lo subió con el título “Encontramos un cuerpo en el bosque japonés del suicidio” (el clickbait más grande de la historia) y lo justificó como un intento de crear conciencia sobre las enfermedades mentales.

Su tontería lo llevó a dar una penosa disculpa por Twitter (en donde, por supuesto, se lo acabaron) y luego subió un video con ojos llorosos disculpándose. Logan Paul es un chavito con tanta influencia, y con una base de seguidores tal, que se tiene que hacer responsable del contenido que produce.

Como es evidente, pasamos de ser audiencias pasivas a creadores del contenido y, aunque tengamos una libertad infinita, somos totalmente responsables de lo que estamos creando y publicando.

Logan Paul y su gang de chavos que hacen videos irracionales y egocéntricos tienen una base de fans demasiado grande y de edades menores que se han vuelto fieles seguidores.

Lamentablemente se han vuelto modelos a seguir, y digo lamentable porque de todas las personas que están creando contenido online, la familia Paul y su entourage, no hacen nada más que basura. Es un despilfarre de dinero y de stunts estúpidos que sólo ponen en riesgo su vida para conseguir views y shares.

De entrada si vas al bosque de Aokigahara en Japón lo más prudente y respetuoso sería no grabar, se conoce como el Bosque de Suicidio (más claro no se puede) y de todos modos se les hizo muy cagado hacer un video. Es una falta de respeto tanto a la cultura como a las víctimas que murieron por suicidio. Grabar un vlog es lo último que deberías de estar haciendo.

Entrar con un gorro de marcianito de Toy Story a un bosque tiene una connotación tan fuerte es simplemente ridículo, es como si entrarás con shorts al Vaticano o si eres cristiano a la Meca. Es la mínima muestra de respeto hacia el lugar y el país en donde estás. Grabar el cuerpo de una víctima y cagarte de risa ya sea por nervios o miedo NO ESTÁ BIEN. No estás creando conciencia, no estás ayudando a nadie y de acuerdo con psicólogos que han hablado del tema, al ver una imagen tan fuerte puede ser un detonante para alguien que esté pasando un momento difícil.

 

¿TIPO?

Si se hubiera querido hacer un video para ayudar a las personas que estén pasando por pensamientos suicidas, se graba aparte, explicas lo que viste y provees herramientas a tus seguidores para que busquen ayuda. Pero el grabarlo, editarlo, poner el título y postearlo a un número exhorbitante de viewers en Youtube (que aparte tienen 9 o 10 años de edad) es como si se hubiera tatutado en la frente “LO HAGO POR EL DINERO”. Aunque haya dicho que no, de eso vive, qué manera de conseguir más cobertura que posteando un video con este título. Mostrar el cadáver de una persona que decidió quitarse la vida en cualquier plataforma, no es educacional, es un insulto, tanto a la víctima como a su familia. Y eso no se puede pasar por alto.

No estamos diciendo que haya censura de temas sensibles. Al contrario. DEBEMOS de hablar sobre la prevención del suicidio y de las enfermedades mentales, TENEMOS que tener un diálogo abierto sobre política y problemas sociales, pero haciendo un video blog en un outfit ridículo y rompiendo la integridad de una víctima no es la respuesta.

Logan Paul es sólo la punta del iceberg de la basura de contenido que vemos todos los días tanto en internet como en la televisión. Nos tenemos que cuestionar cómo le hemos permitido a estos personajes infames a que lleguen al nivel en donde están. La niña de “Cash Me Outside” tiene un record deal y Jake Paul (el hermano de Logan) sale en programas de Disney Channel. Son personas que a diferencia de muchas personalidades en el internet no aportan absolutamente nada productivo y cuando la cagan, la cagan en grande. Las plataformas como YouTube que permiten que este tipo de contenido se suba, tienen que mejorar los filtros y tomar acción en cuanto uno de sus usuarios quebranta la reglas sobre lo que se postea.

De todos modos, nosotros nos hemos convertido en los principales productores de contenido y también tenemos la responsabilidad de hablar cuando alguien se pasa de la raya y de exigir una sanción para los que no entienden los límites que existen. El suicidio se debe de tomar con la seriedad que tiene y darle una apertura a las personas que necesitan ayuda. Logan Paul cruzó todas las líneas de integridad y de moralidad por el hambre de los views y si eso no es suficiente, todo lo que sube es irrelevante e increíblemente innecesario (ahórrate tu tiempo, ni entres a su canal). Estamos en el día 3 del 2018 y por eso hemos decretado que Logan Paul (y su séquito) está CANCELADO.

Si estás en busca de apoyo y este tema te afecta o alguien conocido no dudes en llamar a esta línea de apoyo y buscar ayuda profesional.

SAPTEL Cruz Roja Mexicana: servicio de salud mental gratuito y 24/7. (55) 5259-8121

Asociación Mexicana de Suicidología

 

Hasta ahora no hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección email no será publicada.